Home PRENSA Comunicados Los genocidas, en la carcel
Los genocidas, en la carcel PDF Imprimir E-mail
Escrito por Nor Sevan   
Viernes, 12 de Mayo de 2017 23:23


En un fallo dividido, la Corte Suprema de Justicia dio lugar a la aplicación de la “ley del 2x1”, con el propósito de reducir las penas a los condenados por crímenes de lesa humanidad.
Esto sucede a poco más de 40 días del último 24 de marzo, cuando más de medio millón de argentinos se manifestaron en Plaza de Mayo -y otros cientos de miles lo hicieron en todo el país- por la continuidad de la política de Memoria, Verdad y Justicia en materia de derechos humanos.


Y en nuestro caso particular, a una semana del 102° aniversario del genocidio armenio, cuando acompañados por cientos de personas le dijimos NO AL NEGACIONISMO, reafirmado así los principios de la lucha para enfrentar, como lo venimos haciendo, a lo que consideramos la última etapa de los genocidios.

Porque los crímenes de lesa humanidad, y en este caso el perpetrado en nuestro país por la dictadura cívico-militar-clerical-empresarial, no concluye hasta que no se sepa el destino de los miles de compañeros y compañeras desaparecidos y de los más de 400 nietos y nietas que siguen en manos de sus apropiadores.


Nosotros, argentinos descendientes de las víctimas del genocidio perpetrado por las autoridades del Imperio Otomano y continuado hasta la fecha por el Estado negacionista turco, rechazamos la decisión de la Corte Suprema de beneficiar con la reducción de penas a quienes hicieron de la muerte, la tortura, la desaparición de personas, el robo de bebés y el saqueo de los bienes materiales de sus víctimas, una práctica política planificada, ejecutada y amparada desde los estamentos estatales, con el único propósito de garantizar el éxito de un plan económico cuyos únicos beneficiarios fueron -y lo siguen siendo- los miembros del selecto grupo que constituye el poder económico nacional y transnacional.

Nosotros, argentinos descendientes de las víctimas del genocidio perpetrado por las autoridades del Imperio Otomano y continuado hasta la fecha por el Estado negacionista turco, repudiamos a los funcionarios del actual gobierno y a todos aquellos, que con sus discursos intentan justificar la teoría de los dos demonios, ponen en duda la Verdad y crean las condiciones para que prevalezca la impunidad.

Nosotros, argentinos descendientes de las víctimas del genocidio perpetrado por las autoridades del Imperio Otomano y continuado hasta la fecha por el Estado negacionista turco, hacemos pública nuestra condena a la actitud hipócrita de quienes expresan condolencias y se lamentan por crímenes pasados como el genocidio armenio, el holocausto judío o las matanzas en Ruanda, y no mantienen la misma actitud hacia hechos del presente, como la matanza sistemática de palestinos; la ocupación, destrucción y saqueo de varios países árabes; el bloqueo de seis décadas a Cuba; la agresión criminal y permanente que sufren el pueblo kurdo a manos del fascismo turco y el pueblo saharaui a manos de la tiránica monarquía marroquí.

Desde la Unión Cultural Armenia y su Juventud llamamos a las instituciones y a los integrantes de la colectividad armenia, en particular, y al pueblo argentino en general, a manifestar de manera pública -individual y colectivamente- su rechazo a esta decisión que beneficia a los genocidas, reafirmando nuestro compromiso militante con la lucha por la plena vigencia de los derechos humanos y por memoria, verdad y justicia.

Porque no olvidamos, no perdonamos, ni nos reconciliamos con los genocidas y sus cómplices; porque la causa de los pueblos es una sola; porque no daremos ni un paso atrás, seguiremos luchando por MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA.


Unión Cultural Armenia-Juventud de la Unión Cultural Armenia
Buenos Aires, 4 de mayo de 2017

Última actualización el Viernes, 12 de Mayo de 2017 23:32
 

Auspiciantes

ANSES
Administracion Nacional de la Seguridad Social
Bicentenario Argentino
A 200 años de la revolucion, construyendo el sueño de la Patria Grande.

¿Quién está en línea?

Tenemos 45 invitados conectado(s)